"Cantarin de Navida"


Bendites sean les payes.
dixoi María a José,
que guarden e nos payares
los pastores de Belén.

Per siempre bendites sean,
dixoi a la mula el güey;
que ya tién el rapacín
cuniquina onde ñacer.
¿Bendites sean les payes
¡de los pastos de Belén!

-Sientu que se mueve`l neñu,
apalpa y verás, José,
piensu que ha venir mundu
antes del amañecer.-

-Que ansi sea, y que non tengas
demasiau que padecer.
Que non te dé sofrimientos
a la gora de ñacer.-

-!Que asina sea¡- dixenon
al par la mula y el güey.

Y'asoma un rayín de sol
e nel cielu de Belén;
y llora mui dolcemente
nel pesebre un nuevu ser.

Ye'l rapacín que ñaceu
de María y de Josè.

A so llau averadinos
faciéndulo calecer
co la callor del so cuerpu,
están la mula y el güey.

Mandai Marìa a boscar
un pañalin a Josè,
que de ñerviosu que tá
non ye quien a dar con él.

¿Será porque non lo atopa
o sera que non lo tién?

Ya cuerre la bona ñueva
los rincones de Belén.

-El neñu que s'asperabas
ya tá aquí; venií a ver.
Ta desnudin y tién fame
mirai que i podeis trayer.-

Y los primeros que lleguen,
corriendu a tou correr,
son los pastores, que tán
casi tan probes como él.

Pero toos trayen algu,
ya sea fariña o miel;
Un poqueñin de mantega
o un trapu en qué lo engolver.

-!Ay qué rapacín tan guapu;
que Dios lo guarde pa bien.-
Van mermurando ún a ún
los pastores de Belén.

Y mientres tanto Marìa
sonriyese con José;
viendu al neñu nel pesebre
ente la mula y el güey.

"LA FLOR DEL AGUA"




E na noche de San Juàn
ya se desfizu la danza
y dexanun de sonar
les tocates de la gaita.

La foguera, pocu a pocu,
va quedàndose sin llama
por que s'acaba la leña
y les ganes de tizala.

Nel cielu ya s'adivina

el riscar de la mañana,
y van camìn de la fonte
curiendu a la desbandada
los rapazus de la fiesta.

Van guiaus po l'asperanza
de ser cada uno d'ellos
quien corte la Flor del Agua.

Isa flor que saben todus,
poque n'aldega se fala
que vive dientru la fonte,
lo mesmo que fai la Xana
saliendu una vez al añu,
per San Juàn, de madrugada,
a trayer bienes sin tasa
al que consiga cortala.

Non se corta con tiyera
nin tampocu con navaya;
qu'l que tal cosa fixera
de fijo l'astropiaba.

Col filu de la ilusòn
se corta la Flor del Agua.

¡Ay quien consiga coyela!
¡Ay quien consiga atrapala!
Que dichosu aquel que llogre
llevar la Flor a sò casa;

P'alli, con cintes de seda
regalu de la sò amada,
poder tener el orgullu
de ser sò dueñu y atala
pa que la xente la mire
colgar de la sò ventana.

Noches de San Juàn en Xunio,
noches de foguera y danza,
noches donde cada mozu
cuando la noche s'acaba,
cuerri camin de la fonte
y cuerri co l'asperanza
de poder ser el primeru
en cortar la Flor del Agua.


La flor que guarda al so dueñu

de tou mal i disgracia.


La Flor que que tién la vertù
de poder llibre la casa
aquella dond'ella vive
del mal del güeyu qu'escacia

e nel vevir de la xente
la bruxa de mala saña.

Que cuidia de les presones;
y del ganau y la pataca.
De les pites, de los gochus,
del horru y de la tenada;
y de que non falte'l riegu
na tierra recien semada.

De que den herba los praus
y los pumares manzana;
y tenga siempre la moza
de por quien ser corteyada.

¡Pa tou tien en sos manes
poderes la Flor del Agua!

Por esu cuerren los mozos
cuandu la danza s'acaba
y la foguera San Juàn,
a cachiquinus s'apaga.

Por esu cuerren los mozos
al dir riscar la mañana
pel camìn que va a la fonte
au ta la flor deseada.

Por esu cuerren los mozus
con tal fervor y tal ansia
e na noche de San Juàn,
emburriaus po l'asperanza
de ser cada unu d'ellos
quien corte la Flor del Agua.


B.G.R. (Cantando a Asturias)



"DISPERTAR"





Qué dolor y qué fríu se siente

cuando confiando, se llama a una puerta,

y ún aspera, por ser de xusticia

llástimes aparte, que se vea abierta.


Y güelve a llamase, una vez y cientu.


Y la puerta sigue fría, inamovible,

quieta, ensin movese.


Quédase ciarrada; quédase en silenciu.


Ye cuando se dexa, o al menos s'intenta,

renunciar a tou; non creer ya en nada.


Ye cuando se piensa

que l'amor entamó y acabó nel Calvariu.


Que'aquel sacrificiu tremendo,

aquellos raudales de sangre

que regaron la tierra reseca

con idea de frutificala

fuenon infrotosos, estériles, ¡nada!


Quedóse tou ello n'hipocresia,

en falses pallabres.


¡El riegu fo inútil!


¡Siguen como entoncies,

reseques les almes!




B.G.R. (Más Espines que Roses)


"NON QUIERO AYUDES"

Naide m'ayudó a vivir

non quiero ayuda en mio muerte;

que pa morrer con ciarrar

los güeyos ye suficiente.

B.G.R. (Más Espines que Roses)

"INDIFERENCIA"

Taba la noche desnuda
a escures sos pensamientos.
Xeláu de fríu el calor
que calez el sentimientu.

La noche taba callada;
la noche taba en silenciu.

Taba desnuda de alma,
taba desnuda de cuerpu;
posada nun mantu verde
engüelta nun velu negru.

Al non pensar nin sentir
la noche yera un desiertu
d'arenes d'indiferencia
hacia la tierra y el cielu.

¡Indiferencia!, ¡Siñor!;
cuánto mar de desconsuelu
pal que vive ente la noche
sumíu en sos tristes duelos,
y non alcuentra en so andar
una brisa de consuelu.

La indiferencia ye l'exe
enel que xira'l dispreciu
pa los que van pela mar
y non son a tocar puertu.

¿Cuándo dispertará'l día
en que la flor del lloréu
dé savia a los corazones
que llaten duros resecos,
ciegos a la comprensión
de los dorores axenos?

¿Cuándo ha llegar el retoñu
de la sema nel Maderu,
la que regó con so sangre
El Fíu del Padre Eternu?

¿Pa cuándo algamar conciencia
de la deuda que tenemos
adquirida colos otros
que semos nosotros mesmos?

Repudiaes sean les noches
engüeltes en negros velos,
qu'apaguen con sos tiniebles
la lluz de los sentimientos.
Faciéndonos que vivamos
como bandaes de cuervos,
refolcaos ena carroña
de seres hermanos ñuestros.

Non más noches de tortura,
d'indolencia, de dispreciu
pa col dollor de los otros
que ye'l propiu dollor ñuestruu.

Fáigase la lluz del día
nel rincón de cada pechu,
pa qu¡allumbre y dé calor
al ser que llevamos dientru;
y que por indiferencia,
tal paez que tea muertu.
¡Hai que vestir a la noche
con ricos vestíos ñuevos;
resgándo-y en cien xirones
so velu de color negru!

B.G.R.
(Màs Espines que Roses"

"EL FUEGO TODO LO ARRASA"

Deja de atizar el fuego
para incrementar la llama;
que si la llama calienta
más que calentar abrasa.
No viertas en mis oídos
por Dios, mujer, más palabras;
pues para que arda mi pecho
con las vertidas ya basta.
No quiero fuego mi amor,
que el fuego todo lo arrasa;
y de aquello que arraso
nunca quedo, después, nada.
Mí amor prefiere reflejos,
reflejos de luna clara;
que acarician y deleitan,
que deleitan y no arrasan.
Mí amor para su disfrute,
mas que ardor quiere templanza.
Es amigo de la noche;
por que la noche es la calma.
Pero, amigo de la noche
sin sombras; iluminada.
¡Que no precisa negruras
aquel que no oculta nada!
mí amor prefiere la noche
por apacible y callada;
por que aun buscando calor,
no quiere calor que abrasa.

B.G.R.

"VIEJO VELERO"

"Veleros" (Carlos Roces)
Aquel viejo velero, fatigado
por muchas singladuras por los mares,
hubo de renunciar a sus andares
quedandose en quietud, a un puerto anclado.
Ya vientos y tormentas son pasado.
Recuerdos, solamente los lugares,
que en su ir y venir, dudas y azares,
su quilla trotadora, había pisado.
Quizás alguna vez hoy, todavía,
bulla en sí la nostalgia de algún día
y sienta tentacion de andar camino.
Pero que se de cuenta que eso es sueño,
al conseguir saber que ya no es dueño
de disponer por sí de su destino.
B.G.R.

Su obra en castellano


Quiero hoy hacer un pequeño paréntesis en las publicaciones en Bable para, en honor de tantos amigos que se están esforzando en entenderlas, editar entradas con algunos poemas , que fueron originalmente escritos en castellano y luego traducidos, por el autor, y otros que ni siquiera han sido traducidos.

Algunos de estos poemas ya figuran en estas paginas pero, por ser además alguno de los que mas me gustan a mi personalmente, los pondré de nuevo.

Gracias a todos los que estáis prestado atención a estas paginas.

"ANSIA DE AMAR"


Tengo necesidad de ti; bien mío.
Ansia desesperada que no espera.
Mi santuario de amor esta vació
y necesita de alguien que me quiera.

Mi vida sin amor solo es hastió.
Como mustio jardín sin primavera.
Como campo de donde se fue el río
y se muere sedienta la chopera.

Tengo falta de ti; mi deseada.
Seas mujer real o imaginada
tengo falta de ti. Ven a mi lado.

Ven a llenar mis noches, largas, huecas.
Ven sin vanos temores; que no pecas.

Ya que jamas amar sera pecado.
B.G.R.

"SOÑAR ES VIVIR"

(Amarilis Veliz)
¿Por que si es imposible,
y lo sabemos,
luchamos por lograr
lo que es un sueño?
Porque seria morir
o estar ya muerto,
no desear si no
lo que podemos.
B.G.R.

La medida de las cosas

Al verme tan pequeño me dio risa.
Sí; risa de mi mismo.
Una risa sonada;
y desacompasada.
Risa breve; muy corta. Fue un instante.
Pues que ya mas despacio, mas sin prisa,
me llegue hasta la sima del abismo.
Y con el ojo atento
mire y me convencí de que la altura
no es cosa de estatura.
Que trazando una recta, sin atajo,
también se alcanza estatura estando abajo.
Y ya, sin vanidad, todo franqueza,
de mi sentido dueño,
miro hacia arriba y adquiero la certeza
de que, por bajo, no soy mas pequeño.
Y, además, el consuelo,
de comprender que solo esta alto el cielo.
Que es equivocación medir la altura
por medio de una cinta de estatura.
Que una rustica ermita campesina,
con rezos de pastores,
tal vez guarde más fe que otra más fina,
con rezos de señores.
Que no siempre la joya que más brilla
tiene que ser más fiel, màs maravilla.
Bien puede ser mejor, la más sencilla.
Mirad la margarita,
criada por los campos, sin cuidados,
vereis que es más bonita
que aquella de que cuidan cien criados.
Y contemplad el río,
que en su tranquilo ir es más hermoso,
que el mismo mar bravío,
que al empinarse, erguirse, es monstruoso.
La mar que a mi me gusta, es aquella
que nunca pretendió llegar a estrella.
Aquella, no salvaje,
que siempre esta a la altura del paisaje..
La más noble y más bella
es la que no amenaza ni atropella.
Puesto que lo màs bello, la hermosura,
no precisa talento ni bravura,
ni necesita altura,
ni precisa medirse su estatura.
Digamos, sin exalto,
que es solo el cielo el que se encuentra alto.
Las cosas de la vida
no suelen ajustarse a su medida.
Y ya mi pequeñez no me da risa.
Luciré sin complejo mi camisa.
Pues ya no me importa
que mi camisa sea larga o corta.
Por se corto de talle
y escaso de calzón,
no he de servir de mofa por la calle
vistiéndome un absurdo camisón.

B. G. R.

"Ansiedá"

( Joan Pirandell)
Tiemblaron tos manes blanques,
tembló to risa y to aliendu.
Tiemblaron les tos palabres,
y tiembló tou to cuerpu.
Dispués los güeyos baxaste
y mermuraste mui quedo:
-Quiérote, quiérote muncho;
quiérote, más tengu mieu.
Sentí to cara en mio cara,
tu pechu contra mio pechu,
miré to boca entreabierta
y ciarrela con un besu.
-Quièrote, quiérote muncho;
quiérote, màs tengu mieu.
-¿Qué temes?
-Temo al to olvidu.
-Non llores; toma otru besu.
B.G.R. (Más Espines que Roses)

"Romance de la Molinera"

Muele que muele'l molín,
muele que muele la muela;
sufre que sufre, llorandu
d'amores la molinera.
Muele que muel'l molín
muele que muele la muela.

Por cada granu maizu
que fai el molín arena,
muele una llágrima triste
de la probe molinera.

Y el molín venga amoler
y venga a moler la muela,
que les penes d'una moza
non cunten pa una molienda.

Viólu pasar, la probina,
viólu pasar con fachenda,
viólu pasar co la otra,
viólu baxar la caleya.

Viólu pasar y él non quisu
posar sos güeyos en ella.

¡Pa que diaños lo vería
si diba dai tanta pena;
si diba quedase mustia
a soles co la molienda!
¡Pa que diaños lo vería:
cuanto meyor non lo viera!

Por debaxo del molín,
faciendu rodar la muela,
'l agua de la ñora,
cuerre que cuerre que vuela.
Cuerre que cuerre llevandu
nel correr de so carrera,
mil de sueños arrincaos
del pechu la molinera.

-Qué poco muele'l molín
qué poco muele la muela;
¿cuando pensará moler
el molín la mio molienda?-
Pregunta quien non tièn penes
a la que muerre de pena.
-¿Cuándo acabará'l molín
de moler la mio molienda?-

-Munchu antes de lo qu'acabe
de moler la mio tristeza;
que ye más blandu'l maizu
que'l dollor que a mí m'aquexa.-
Respuende casi en sin voz
la dolida molinera.

Anda espatuxandu'l vientu
nel árbol , ente l afueya;
y d'enriba del teyau
dexa cayer una teya.

Tou cuerre con apuru,
tou cuerre qu'escentella;
tou cuerre más de prisa
que la pena que quieta.

Ye'l molín quian va despaciu,
y va despaciuu la muela,
ya que a ellos non yos emporta
de qu'acabe la molienda,
nin qu'acaben les penes
que padez la molinera.

Muele que muele'l molín,
muele que muele la muela;
muelen que muelen moliendu
sospiros de molinera.

¡Muele que muele'l molín;
muele que muele la muela!

B.G.R. (Cantando a Asturias)



"L'enredu del Sueñu"

Del vivir ficiera un sueñu,
pal mio ver, de tal valía
que si me faltaba'l sueñu
al non soñar non vivía.

Por ello yo precuraba,
tan llueu como podía
ciarrar al sueñu los güeyos
pol aquel d'alcontrar vida.

Una vida llen d'engaños,
pos vivir mientras durmìa
yera una idea sentada
nel bancu de la mentira.

D'ahi que mio vida fore
una vida tan vacía
que de vida solamente
el ñome de tal tenia.

Amargàbame la pena
el dolor y la desdicha,
si pasaba en sin dormir
una noche maldecìa.
al non poder dar col sueñu
sin el cual yo non vivìa.

Y siendo aquel sueñu sombra
d'un ser que non existìa
yo taba muertu al pensar
que'l sueñu me daba vida.

Yera rame y fonte seques.
Secu rìu y seca viña.
Yera un montòn de pesares,
d'incertidumbre y fatiga.
Y tou po la cuestiòn
d'aquel vivir en sin vida.

Vive el pàxaru qu'añera
ena carbayera ombrìa.
Vive l'aràu cuandu abre
los riegos pa la semilla.
Vive'l sol que da calor,
la risa que da allegrìa,
la panoya, que da granos,
la manzana, que da sidra.

Vive tou lo que ta
e na verda de la vida.

El sueñu...¡Mal diañu d'èl!,
y del que con èl conviva.
Puesto que vivir de sueños,
que tan solo son mentira,
ye vivir en el engañu
de la màs cruel tiranìa.

Ye vivir apastoriàu.
Ye vivir falto de vida.
Ye ser barcu sin timòn
ñavegando a la deriva.
Pa vivir hai que vivir
de cara a la verdà fría;
dientru de la realidà
del andar de cada dìa.
El soñador ye un tiranu,
un tiranu sin malicia,
que llevàu de so ceguera
a si mesmu s'esclaviza;
que non-y dexa dar pasu
al vivir de la so vida
Ya que al limitala al sueñu
impidela de que viva.

"Gaita y Gaiteru"


"Gaitero" (Ana Diaz)

Que bien sonaba la gaita
nes manes d'aquel gaiteru;
tal yeren les sos tonaes
como llovìes del cielu.

¡Còmo gufaba'l roncòn
y retozaba'l punteru!

Que polmones màs fornìos
y que deos màs llixeros.

Que sapienza nel oficiu
y que fondo sentimientu
na manera de tocar
derrochaba'l tal gaiteru
cuando nos daba a escochar
los aires del Xiringüelu.

Qu'allegrìa l'allegrìa
qu'envadìa el pueblu enteru
al oyer po les quintanes
aquel allegre alboreu
que llèn de gracia astoriana
dexaba salir arteru
el gaiteru, nota a nota
del fuelle cuajau de vientu.

Que vallor cobraba entòs
debaxu'l horreu'l llavieu,
el maìzu na panera,
el cebollin e nel güertu
y la montera picona
e na cabeza del vieyu.

Que sabor d'asturianìa,
d'ellosiòn y de contentu,
cobraba l'agua na fonte,
la fueya nel castañeu
y el pañolìn que llocìa
la vieya, de seda negru.

Naide cudieba del carru
que diba dandu renqueos
po la caleya empinada,
ya que los sos lloriqueos
non ñacin de tener penes,
non yeren de desconsuelu;
si non por falta d'untu
llevaba los exes secos.

Sòlo emportaba la gaita;
fuelle, roncòn y punteru.

Los polmones bien fornìos
y los deos bien llixeros
que pa que suene la gaita
ha de tener el gaiteru.

Ya que pa disgracia nuestra
el dìa que falten ellos,
vamos sentinos tan faltos
de sos arrullos melgueros,
como se siente de pan
el home que ta famientu;
y la xente pa vevir
de non perder el allientu.

Que no se aosente xamàs
nin la gaita ni'l gaiteru
de los llugares d'Aturies
au desde siempre vivieron.
que cada mañana llegues
los sones del so alboreu
a la quintana qu'aspera
e na quietù de so sueñu
el dispertar de la fiesta
oyendu, llèn de contentu,
los cantiquinos que lleguen,
como llovìos del cielu,
de la gaita que los suelta,
arrancaos por el gaiteru,
como cantos de raitanes,
de mirlos y de xilgueros,
cuando canten so alborozu
na figal o nel lloreu;
cuando van comer al monte
o van beber al regueru.

¡Que Dios vos guarde a los dos!,
pa bien y desfrute nuestru.

¡A ti, mìo amiga la gaita,
y a ti, mio amigu'l gaiteru!

B.G.R. (Cantando a Asturias)

"Amor a Asturies"

"Fiesta"(Favila)
Yo quiero a Asturies, sì.
¿Por què la quieru?
Non puede dar razòn la mio pallabra.
Non quier metese 'n isu la mio llengua.
Yo quiero a Asturies, sì
porque la quieru.
Poque cuando la miru, la contemplu,
danme unos regolvinos dientru 'l alma,
sospiro de tal modo,
tan pa dientru,
que, mialma, munches veces,
sin poder aguantame, voy y lloru.
Non miru si ye guapa o si ye fea.
Non veo si ye asina
o, pol contrariu,
ye de la otra manera.
Pa mì ye màs qu'abondo
saber de que ye Asturies.
Au ñacioron los mìos,
mios padres y mis güelos.
La tierra au vine al mundu
y, poco a poco,
pasu a pasu,
fui medrandu,
espurriendu,
hasta faceme mozu;
y llueu vieyu.
Onde corrì por praos y por caleyes;
y saltè a les manzanes,
y asistiè a los ñarbatos
hasta dayos col ñeru.
Ñeros que s'alcontrben
unes veces sin nà,
otres veces con güevos.
Y otres, les màs preciaes,
con negros paxarinos,
de picos amariellos,
que m'espurrien les boques
'n espera d'allimentu.
Asturies ye mìo vida.
En ella me case y tuve fìos.
Y fìos de los fìos;
tuve nietos.
Por istu, digo yo, serà'l motivu
de que yo quiera a Asturies
del modo y la manera que la quieru.
Pero, non vièn al ca casu,
sea po lo que sea,
non m'importa.
Pa mì ye soficiente
saber de que la quieru.
Que sospiru por ella,
dientu d'ella.
Que non pidu màs cosa
nin tengu otru deseu,
que'l dìa que me muerra,
tarde o pronto,
isu naide lo sabe, ye un misteriu,
m'intiarren na so tierra.
Que yo pueda ascuchar,
dispuès de muertu,
el sosurrar del rìu y de la fonte,
los sones de la gaita
y el cantu del xilgueru.
Ye l'oltimu qu'aspero.
¡Que ansì sea!
B.G.R.(Cantando a Asturias)

"Desque se foi ella"

Amelia (1945)
Como'l agua pura
que sal de la fonte,
o'l rayu de lluna
que alluma l'aldea.
Como esi pegazu
de cielu au s'atopa
llociendu l'astrella;
como todo xuntu
asina foi ella.
Asina de pura,
asina de clara,
asina de güena.
Mesmu que la fonte,
mesmu que la lluna,
mesmu que l'astrella.
Y digu que yera
porque y fai tiempu
que dexò de selu.
Tantu como cunta
la maldita pena
que me rueye 'alma.
Tantu como llevo
con frìu y en vela
rezando o xurandu,
segùn acontezca
que llore o que muerda
con rabia l'amuada
de la cama au m'echo,
sin llograr dormime
desque se foi ella.
Desde aquella gora
en que la probina
sin risa y sin fuerza,
pretendiendu rise
y face 'l esfuerzu
sde danos un besu,
non lo consiguiera.
Paez que toi viendu
los sòs güeyiquinos
clavaos e nos nuestros,
cuando pretendìa
pedinos pacencia.
Que naide sofriese
po lo qu'ella vìa,
por llevalu dientru,
que non tenìa nigua,
ser ya cosa fecha.
Yo sè que sofrìa
po lo que dexaba
aquì 'n este mundu.
Pol home y los fìos,
pol nietu pequeñu,
por todus los suyos
ya que non por ella.
Qu'ella non temìa
de que s'acabase
del sò drama triste
l'ascena postrera.
Desde sò partida
camìn del silenciu,
todo quedò mustiu,
todo xime y llora,
nada se consuela.
Que'l que todu pasa,
como munchos dicen,
non ye cosa cierta.
Pasa , lo que pasa;
lo que queda, queda.
Pasa, si ye casu,
el viento y la ñeve,
el frìu y el agua,
la muga y la ñebla.
Peru queda siempre,
por todos lo siglos,
el monte y el rìu,
la vida y la muerte.
El sol 'n el cielu;
y en pechu la pena.
Todu cuantu afinca
'n el alma con fuerza,
como los amores
que xunten los seres;
esu, nunca pasa;
esu siempre queda.
B.G.R.
Este poema esta escrito a la muerte de su esposa,fallecida a los 44 años, el 4 de marzo de 1966, en el refleja toda su pena y soledad.
No esta publicado en ninguno de sus libros, por eso, yo, quiero dedicar esta entrada a sus nietos y nietas, de los cuales solo uno habia nacido cuando ella nos dejo.
Tambien a sus biznietas, que tampoco le conocieron a el, para que los conozcan un poquito. Estoy segura lo leeran con emocion y cariño

"Ingratìtù"


"INGRATITÙ"
----------------
Fala un antigu reflàn
cosa tan cierta como èsta;
que del àrbol que cayò
tol mundu corta lleña.
Y, siguiendo clo reflàn,
que tal diz y tal esnseña,
bien podìa asegurase
que los que tan en cabeza
a la gora de cortar
del àrbol la meyor lleña,
la que y la flor y ñata,
son aquellos sin vergüenza
que màs provecho sacanon
del frutu de so cosecha
cuando'l àrbol chaba flores
llegada la Primavera.
Y ye que'l mundu ye asina,
non tien plizca de decencia;
too ye un aprovechase
sin miramientu, a lo bestia.
Ye la frìa igratitù
estòmagu ensin cabeza,
cruel y desagraecìa,
la manu que lu gobierna.
B.G.R. (Màs Espines que Roses)

"La Santa del mio llugar"

"LA SANTA DEL MIO LLUGAR"
--------------------------------
Que santiquina m'as probe,

¡aì¡ que probiquina ta

la santina que venera

la xente de mio llugar.

por casa tien un choza,

por mantu tien un sayal

royìu, llen de remiendos,

porquìn, de non lu llavar.

P'allumbrase tien un cabu

de vela tan gastàu ya

que por muncho que-y aguante

ya poco-y puede aguantar.

¿Cuando s'apague del tou

como van poder entrar

a venerar la so santa

les xentes del mio llugar?

Entraràn a trompicones,

en sin saber onde tàn;

y habràn de rezar a escures

lo qu'acierten rezar;

que seràn rezos d'angustia

o de protesta, quiciàs.

Non se puede rezar claro

ente tanta escuridà.

¿Que por què non compren veles

los vecinos? porque tàn

tan probes como ella mesma,

y si acaso non tàn màs

ye porque màs non se puede

de lo que la santa ta.

¡Que coses¡ Qu'hasta les santes

pa vivir con dinnidà

tengan que dexar l'adea

y subir a la ciudà.

ya que na ciudà suntuosa

viven con tal maxestà,

con tal riqueza y tal lluxu,

que dexen bobalicà

a la xente que les mira

enriba'l so pedestal.

¿Por què la tal diferencia,

por què tal desigualdà

ente la santa d'aldea

y la santa de ciudà?

¿Non son, acaso les dos,

la que ta aquì y la d'alla,

dos madres d'un mesmu fìo,

dos fies d'un mesmo pà?

¿Entòs a què ye debìa

la tal desigualdà?

Hai madexes qu'anque ùn quiera

tratar de dexmadexar

non ye quièn a dar col cabu

por el que poder tirar.

sin embargo hai que buscalu,

hai que desenrodiellar

el llìu, pos non ye xustu

que sigan tal como tà.

B.G.R. (Màs Espines que Roses"

Esta entrada deseo dedicarsela a Jose Manuel Feito, gran intelectual y Parroco de Miranda (Aviles), por la magnifica conferencia pronunciada, el 25 de Marzo de 2008, en memoria del Poeta. Gracias Jose Manuel...

Jose Manuel Feito es, tambien, el autor del prologo del libro al que pertenece este poema, el cual fue editado diez años despues de su muerte, en 1982.






"El Mendigu"

(Rafer)
"EL MENDIGU"
----------------
Llamò a la puerta ciarrada,
col ànimu cohibìu
pol temor de la respuesta,
y sòlo ascuchò'l lladrìu
d'un perru qu'amenazante
-y enseñaba los colmillos.
-¡Seya pol amor de Dios!
¿Hay llimosna pa un mendigu?
Abriòse enriba un ventanuu
y asomò en èl un focicu.
-¡Qu'Èl lu ampare y que-y dè suerte
pa seguir un bon caminu!
El so camìn sòlo yera
el llamar, siempre sumiso,
en cada puerta cierrada
onde sòlo oyìa lladrìos.
Yera vieyu y los andraxos
que lu curìn, como abrigu,
a fuerza de ser andraxos
non facìn màs que da-y friu.
So andar, sin fuerza, apoyàu
en un palu retorcìu,
yera un arrastar de piese
sobre les piedres en picu.
Sentìa ruxir la fame
en su estòmagu vacìu;
y el resquemor de les llagues
nos pieses descarnecìos.
Con aquel ¡que Dios lu ampare!
màs finxìu que sentìu,
non mitigaba la fame
nin el dolor, nin el frìu.
Con un medrugo de pan
o les sobre d'un cocìu,
que se tiren a los perros
dirìa meyor servìu.
Claro que los perros son
del home'l meyor amigu;
y velen poles concencies
de muchos seres mezquinos.
Non sexando qu'a sos puertes,
ciarraes a los mendigos
puedan llamar èstos
molestando los oyìos
sordos, de los que pretenden
el non haber comprendìu
lo que clama la llamada
de los mandatos divinos:
Un cacho pan pal famientu
y un trapu pal que tien frìu.
Los mandatos, qu'a so ver
danlos per demàs cumplìos
con èsi que ¡que Dios lu ampare!
màs finxìu que sentìu.
B.G.R. (Màs Espines que Roses)

"Paz y Tormenta"

"Sirena" (Eduardo Murrieta)

"PAZ Y TORMENTA"
------
Asemeya to figura
la imaxen de la sirena.
El cuerpu forxàu en curves
leves, suaves, en cadencia:
Como les oles del mar
cuando van besar l'arena.
La cara de rosa blanca,
como la lluz d'una estrella;
adornada col doràu
d'una llarga cabellera.
Voz allegre, burbuxante,
tentadora. Voz abierta
a los trinos del xilgueru
que canta na carbayera.
Lleves en ti un no sè què,
mezcla de xelu y foguera,
que faces soñar amores
del llibru d'una leyenda.
Un amor que s'adevina
metà paz, metà fiereza.
Cielu que guarda en so calma
estallìos de tormenta.
Bien quisiera ser el puertu
al que to ser s'acoyera
en busar de char les ancles,
pa vivir a la to vera.
Pa mecete peles noches
cuando tranquila durmieras,
y batime contra ti
cuando'l mae s'enfureciera.
Pa oyete cuntar decires,
p'ascuchate la promesa
que non me privarìs nunca
de to cuerpu de sirena.
Que por siempre te tendrìa
anclada allì, dolce y bella,
sin pensar dexar el puertu
onde to andar t'acoyera.
Yo dirìa al fondu'l mar
a buscar pa ti una perla;
que te colgarìa del pechu
prendida d'una cadena.
Perla que uo besarìa
entrantes tabes tù quieta,
reposando nel xergòn
que yo te faria de fueya.
Y diapuès que te besara
nel rellucir de la perla,
dexarìa correr los llabios
sobre to carne morena.
Y siguirìa entòs la paz,
ena que yo te meciera
suavemente, con ternura;
n'espera de la tormenta
que nos ficiera batinos
a impulsos de la marea.
B.G.R. (Màs Espines que Roses"

"¡Silenciu!"


"Perro" (Dionisio Fierros)

"SILENCIU"

Non lu espanteis, no por Dios.

Dexài lladrar esi perru,

que mientres lladra non oigo

lo que me diz el silenciu.

Los lladrìos non torturen

nin causen remordimientos.

Los lladrìos, cuando munchu,

namàs meecen dispreciu.

Pero'l silenciu... Non sè;

non sè que tien el silenciu;

que cuando s'echa a falar

suele causar sufrimientu.

B.G.R. (Màs Espines que Roses)






"Estampa Asturiana"



"Fiesta" (Evaristo Valle)


"ESTAMPA ASTURIANA"
--------------------------
Otra cosa mesmo qu'ella
mios güeyos non lu habìn vistu;
nin tan siquiera lu oyeran
enxamas los mios oyìos.

Oru de sol na quintana
chorros de plata nel rìu
y mùsica celestial
nel llorèu llenn de mirlos.

D'oru fexo la panoya
los granos de so maìzu;
y la palomba les plumes
fexo con plata del rìu.

¡Na noche brilla la lluna
como un discu de platinu!

Lluciendo vivos colores,
los flecos van d'amarillu,
teñiu de roxo'l fuelle,
la gaita cuerre caminos.

Una tonà en cada puerta
y en cada gargüelu un gritu:
-Ixuxù por esa neña,
que me tien enbobecìu
con sos güeyos d'azabache
y su cuerpu d'ocalitu.

El mozu yera plantàu
como la copa d'un pinu.

Xanes texendo nes fontes
con cadexos, au los filos
son verdes como la vianda,
vianda que se güelve llinu.

Una figal cuyes fueyes
dan sombra, les rames figos:
y una panera que guarda
los frutos recièn coyìos.

Un gallu cantando al alba
un xatu dando muxìos;
una cadena y un perru
en un sin fin de lladrìos.

Un vieyu carru d'esquirpia,
con sos eternos xemìos,
sube arrastres la caleya
sin fuerces, dau ya, vencìu.

La campana de la ilesia
repica, sin munchu brìu,
la llamada de la fiesta
a sos ansiosos vecinos.

Pelos praos y les caleyes
van, atayando caminos,
mil ilusiones d'aldea
con sos vestìos festivos.

La montera y el pañuelu,
el chalecu y el corpiñu,
van xuntos haza la ilesia
en un abrazu predìos.

Cuerre nel campu la sidra,
bailen los mozos unìos
pola punta de los deos,
ente'l ruidosu bulliciu
de la xente con antoxos
de xolgoriu y regocixu.

Goxes cargaes d'ablanes,
redobles enfurecìos
de tambores, qu'acompañen
a les gaites nos sos xiros.
Ye tarde de romerìa,
con fabes enel cocìu,
con postre d'arroz con lleche
y quesu d'afuega'l pitu.

Ye tarde de ro`merìa
pa dispuès d'atapecìu
prender fueu a la foguera
pa sobre'l fueu encendìu
saltar los mozos d'agalles
dexando oyer sos glayìos.

Moces que miren ansioses
colos güeyos enncendìos,
les hazañes de los mozos
con quien tienen compromisu.

Xente valiente, sencilla,
pueblu ñoble y aguerrìu;
cuna d'homes sin dobleces,
cuna d'homes bien ñacìos.

Asturies, quintana d'oru,
chorro de plata nos rios;
con mùsiques celestiales
nos lloreos llen de mirlos.

Asturies, montes y valles,
fontes carballos y pinos.

Asturies, ñebla y orbayu,
Asturies, xardìn flo`ru;
pegazu de lo que foi
en principiu'l Paraìsu.

Asturies, tierra forxada
en plata, oru y platinu.

Asturies, puntu final.
Y dispu'es de ti ... el vacìu.


B.G.R. (Màs Espines que Roses)



"El àrbol mudò de corteza"


"EL ARBOL MUDO DE CORTEZA"
--------------------------------
Como rotu molin que ya non muele,
como vieyu teyau falto de teya,
mesmo que una'sfoyeta en sin garulla,
talmente comu un llar en sin traviella,
asina voy pol mundu, en sin afanes,
sin idea danguna na cabeza.

Non m'emporta que'l sol allum' en cielu
nin que ruxa nes ñubes la tormenta;
que se pudran les fabes en el horru
nin se muera na cuadra la nuviella.

¡Ye'l! mio peregrinar d'andar a ciegues
retorcìu camìn d'endeferencia!

Dir en sin ellosiòn por ista vida,
vivir como'l pegollu, fecho piedra,
non ye nin ser figal, nin ser carbayu,
nin panoya maizu, nin ser yerba.

Non ye ser otra cosa que un fantasma
perdìu ente'l orbayu de la ñiebla.
Un muertu que non llega a ser defuntu
y que pol tal motivu naide intierra.

D'isti modo pensaba y repensaba
nes llargues noches que pasaba'n vela.
'N aquellu que dìs que m'alcontraba solu,
o mal aconpañau po la tristeza.

Pero mira por onde quisu'l tiempu
de que'l arbol mudara de corteza;
qu'aquellu que se daba por perdìu
como un sueñu, de pronto resorgiera.

Güelvu a sentir callor e nel Veranu
y teritu de frù cuando xela.
Pàlpome co les manes soavemente,
y veo que la carne vive, allienta;
y esclucu pacia dientru y sientu 'l alma
que sigue tando allì, que no ta muerta.

¡Ay!, lo que ye vivir con ellosiones,
tener fè nun mañana que s'aspera
como una bendicion que va a trayenos
ansies de perdurar en ista tierra.

Ganes de poder ver como s'estira,
como medra y florez la madreselva;
como cuerren les agües de la fonte
y arrecienden de arumes les caleyes.
Como canten los mirlos nos bardiales
y retoña la vianda po l'adldea.

Como suena la gaita, llèn de gociu,
e nes noches, con lluna, de foguera;
y redobla con ganes de folixa,
rudamente, el tambor e na fiesta.

Fai falta ser aquellu que yo foise,
vivir arrequexau, iempre en aosencia
del propiu ser, sentise siempre axenu
a tou cuanto nea vida nos rodea,
pa llograr vallorar en xusta estima,
pa llega a algamar, a dase cuenta
lo que ye , por amor, ver ñacer frutos
na tierra abandonada, por tar seca.

Yo sè lo que ye ser pegollu mudo
y sè lo que ye frìu de piedra;
marchar por iste mundu dandu tumbos
por non tener fixà denguna meta.

Por ello miru al cielu dandoi gracies
porque quiso facer de que ñaciera
dientru de mì la lluz de la esperanza
que me llibra de sombres la exestencia.


B.G.R. (Cantando a Asturias)








"La Caleya"

"En la caleya" (Evaristo Valle)

"LA CALEYA"
-----------------
La caleya ye algo màs,
aonque dalgùn non lo sepia,
que un camìn llèn de buracos,
con morrilos y llamuerga
y una sebia llèn d'espinos
que crez xuntu a la coneta,
onde añera la ñarbata
al llegar la Primavera.

La caleya ye'l camìn
que lleva'l neñu a la'scuela,
au lo garra el siñor cura
dandoi tirones d'oreya,
porque'l domingu pasau
non paecio po la ilesia;
por andar, al paecer,
garrandu ñeros de pega.

La caleya ye'l llugar
onde'l mozu que se precia
de tener pelu nel pechu
arremanga la cibiella
y gritandu un ixuxù
tira'l altu la montera,
pa pediì explicaciones
al que un dia na tabierna
lo envalentonò la sidra
y falò màs de la cuenta
sin motivu ni razòn,
de la moza que èl corteya.

La caleya ye tamièn
un poqueñìn l¡alcagüeta
de la moza desgustada
que sube y baxa por ella,
precurando d'alcontrase
col mozu con quian riñera,
por querer sobrepasase
po la noche na foguera.

Ye'l llugar onde'l ociosu
gobierna la casa axena
diciendu lo que i fai falta,
en sin tener pa nà en cuenta
que por non tener, la suya,
non suele tener siquiera
nin cristales na ventana
nin tarabica na puerta.

Y, por enrriba de tou,
sèpiase que la caleya
ye'l camìn que fizu Dios
desde'l llagar a la ilesia,
pa que lo pase la gaita,
co nel tambor de parexa,
cuado la xente reblinca
con reblinqueos de fiesta,
festexando a la Patrona
de les coses de l'aldea.
Cuando los ànxeles baxen
del cielu pa dir de xuerga
rebalgaos sobre los güeyo
gayasperos d'una neña,
que cuerre tràs d'isa gaita
hasta'l llugar de la fiesta.

Isu y abondo màs que isu,
ye lo que ye la caleya.

Sin negar que tèn presentes
el morrillu y la llamuerga;
y la sebia llèn d'espinos
que crez xunto la coneta,
onde añera la ñarbata
al llegar la Primavera

B.G.R. "Cantando a Asturias)