"El àrbol mudò de corteza"


"EL ARBOL MUDO DE CORTEZA"
--------------------------------
Como rotu molin que ya non muele,
como vieyu teyau falto de teya,
mesmo que una'sfoyeta en sin garulla,
talmente comu un llar en sin traviella,
asina voy pol mundu, en sin afanes,
sin idea danguna na cabeza.

Non m'emporta que'l sol allum' en cielu
nin que ruxa nes ñubes la tormenta;
que se pudran les fabes en el horru
nin se muera na cuadra la nuviella.

¡Ye'l! mio peregrinar d'andar a ciegues
retorcìu camìn d'endeferencia!

Dir en sin ellosiòn por ista vida,
vivir como'l pegollu, fecho piedra,
non ye nin ser figal, nin ser carbayu,
nin panoya maizu, nin ser yerba.

Non ye ser otra cosa que un fantasma
perdìu ente'l orbayu de la ñiebla.
Un muertu que non llega a ser defuntu
y que pol tal motivu naide intierra.

D'isti modo pensaba y repensaba
nes llargues noches que pasaba'n vela.
'N aquellu que dìs que m'alcontraba solu,
o mal aconpañau po la tristeza.

Pero mira por onde quisu'l tiempu
de que'l arbol mudara de corteza;
qu'aquellu que se daba por perdìu
como un sueñu, de pronto resorgiera.

Güelvu a sentir callor e nel Veranu
y teritu de frù cuando xela.
Pàlpome co les manes soavemente,
y veo que la carne vive, allienta;
y esclucu pacia dientru y sientu 'l alma
que sigue tando allì, que no ta muerta.

¡Ay!, lo que ye vivir con ellosiones,
tener fè nun mañana que s'aspera
como una bendicion que va a trayenos
ansies de perdurar en ista tierra.

Ganes de poder ver como s'estira,
como medra y florez la madreselva;
como cuerren les agües de la fonte
y arrecienden de arumes les caleyes.
Como canten los mirlos nos bardiales
y retoña la vianda po l'adldea.

Como suena la gaita, llèn de gociu,
e nes noches, con lluna, de foguera;
y redobla con ganes de folixa,
rudamente, el tambor e na fiesta.

Fai falta ser aquellu que yo foise,
vivir arrequexau, iempre en aosencia
del propiu ser, sentise siempre axenu
a tou cuanto nea vida nos rodea,
pa llograr vallorar en xusta estima,
pa llega a algamar, a dase cuenta
lo que ye , por amor, ver ñacer frutos
na tierra abandonada, por tar seca.

Yo sè lo que ye ser pegollu mudo
y sè lo que ye frìu de piedra;
marchar por iste mundu dandu tumbos
por non tener fixà denguna meta.

Por ello miru al cielu dandoi gracies
porque quiso facer de que ñaciera
dientru de mì la lluz de la esperanza
que me llibra de sombres la exestencia.


B.G.R. (Cantando a Asturias)








3 comentarios:

Gatadeangora dijo...

Hermoso árbol y bello poema.
Besos

Cani dijo...

Gacias por tu nueva visita. me alegro que te guste.
Besitos

okaza carlita dijo...

Me lo dijo mi Xer, cyando tengas tus hijos vas a perder esa tristeza de la relación marchita con tu madre... y fue asi, mudé de corteza y ser mamá es una bendición. Gracias por recomendarme el poema. Besos.